ACERCA de CityDogs


Educación Canina Profesional & Consultoría de Conducta

CityDogs nació en el año 2009 con el objetivo de prevenir y resolver los problemas de educación y conducta caninas a las que un dueño de perro se puede ver enfrentado, y así mejorar la relación y el bienestar de ambos, dueño y perro. CityDogs es una marca registrada.

 

Uli Grodeke es entrenadora canina profesional certificada por dhv (Alemania) y Animal Trainer certificada por Bocalán Confiar (Chile) y Consultora Certificada de Conducta Canina por IAABC (EE.UU.). (ver más...)

Uli Grodeke

Foto: Delaine Campbell
Foto: Delaine Campbell

Nací en 1970 en Munich, Alemania. Mis padres no querían tener mascotas, yo sí. Así que cuidaba a los gatos y paseaba a los perros de mis vecinos. Pasé mi juventud en Barcelona, España. A los 18 años, se cumplió mi sueño, y amigos me regalaron mi primer propio perro: Wuschel, un hermoso Gos d’Atura (Pastor Catalán). Con mi cachorro volví a Alemania.

 

Wuschel, sin embargo, no compartía los mismos intereses que yo  -  o por lo menos no exactamente: mientras yo quería hacer largos paseos con él, él prefería hacerlos sin mí. También, me empezó a gruñir a los cinco meses de edad, cuando traté de quitarle un frasco vacío de yogurt que se había robado del basurero… En fin, el inicio de una intensa relación “humano-perro”. A pesar de haber leído mucho sobre perros, me di cuenta que iba a necesitar ayuda profesional con el adiestramiento de mi regalón.

Así fue como llegué al club  “Hundefreunde Dachau” (Amigos de Perros), donde cursé la “Enseñanza Básica y Media” con Wuschel. Juntos con mi marido y su perrita, nos sumergimos en el mundo de los deportes caninos. Después de unos años, me incorporé al equipo de instructores: me especializaba en los cursos de educación para cachorros y en el entrenamiento individual y grupal de perros adolescentes y adultos.

 

Lo que me fascinaban eran los problemas de comunicación en las relaciones humano-perro, especialmente los casos más complejos. Adicionalmente a estas experiencias, ampliaba constantemente mis conocimientos teóricos y prácticos mediante la participación en seminarios para entrenadores y a través de retroalimentación con otros instructores. Me di cuenta que el comportamiento del lobo silvestre nos da muchas pistas sobre el comportamiento del perro.

 

Nuestra mudanza a Chile, primero, redujo mi afán de trabajar también aquí con perros, porque veía poca demanda para mi estilo de educación canina. Mi meta es transmitirle al dueño del perro los conocimientos necesarios y ayudarle para que pueda realizar el adiestramiento de su amigo peludo - en vez de llevar solo al perro y adiestrarlo con métodos cuestionables en ausencia de su amo...

 

No obstante, desde hace algunos años observo una tendencia positiva: muchos amos de perros se relacionan más con sus mascotas, las pasean más y, por ende,  las disfrutan más. Al interactuar con otra especie, es inevitable que surjan malentendidos y problemas. Es mi tarea resolver estos problemas de comunicación. Los dueños de perros que han trabajado conmigo, están orgullosos de haber logrado que su perro obedezca mejor y que tengan una buena relación con su mascota: Mejor calidad de vida para ambos.