Artículo: CUARENTENA - Socialización efectiva del cachorro en casa y paseo


Descarga
CD - Cuarentena socializacion en casa.pd
Documento Adobe Acrobat 562.3 KB

cuarentena:

SOCIALIZACIÓN efectiva DEL CACHORRO 

    EN CASA y paseo

 

 

Chile, Región Metropolitana.

Durante la CUARENTENA TOTAL por la pandemia del coronavirus, los dueños tienen permiso para salir de paseo con sus mascotas por 30 minutos y en un radio de dos cuadras del domicilio. Hasta el momento de la publicación de este artículo, este permiso debe ser solicitado una vez por un período de 7 días a través del sitio web comisariavirtual.cl. Estas directrices están sujetas a cambios.

 

 

La obligación de permanecer dentro de sus casas puede ser una bendición para uno y una preocupación para otro:

Si tienes un perro que está en medio de una terapia conductual por su reactividad a otros perros, motocicletas u otros estímulos que se encuentran en un entorno de ciudad, sentirás alivio y puedes llevar a tu perro de paseo tranquilamente, dado que la cantidad de detonantes en la calle ha bajado considerablemente.

Si, en cambio, tienes un cachorro en pleno período de socialización quizás estás algo desesperado porque habrás querido que participe en CityDogs’ PUPPY PLAY u otros grupos de juego social (que están todos cerrados por la cuarentena), que conozca a otros perros y personas y que pueda conocer muchos lugares nuevos.

¡Escribí este artículo para ti! Obviamente no podemos infringir la cuarentena, pero hay muchas alternativas que le ayudarán a que tu cachorro aun así pueda socializar.


¿Qué es la famosa “socialización”?


Socializar un cachorro significa que aprenda a habituarse y enfrentar en un estado anímico positivo o neutro a los estímulos que rodearán al cachorro a lo largo de su vida; es decir, el animal considera su entorno como “normal”, y vive sin estrés permanente(1).

En un contexto de una ciudad como Santiago, la socialización claramente debe extenderse a personas de distintas edades, aspectos y sexos, perros de distintas razas, otros animales y mascotas como también a diferentes superficies, ruidos, vehículos, espacios públicos, etc. Hay evidencias que los cachorros no socializados, a lo largo de sus vidas, frecuentemente presentan problemas de conducta o elevados niveles de agresividad(2). Estos perros no se sienten cómodos en el mundo que los rodea, tienen grandes dificultades en adaptarse a cambios y, en términos generales, muestran una baja tolerancia a la frustración.

Existe un período corto y específico en la que el perro es muy curioso, poco miedoso y más susceptible a que ocurra la socialización en forma exitosa y generalizada. La gran mayoría de científicos concuerdan con que este período sensible comienza a las 3 y termina a las 12 semanas de vida, y que los cachorros son verdaderas esponjas de aprendizaje hasta las 16 semanas de edad(3). Naturalmente, la socialización debe ser mantenida en el transcurso de la vida del perro, pero sus bases se sientan siempre en los primeros tres meses de vida(4).

Lo que también debemos saber es que socialización no necesariamente significa contacto directo o físico con las personas, los animales u objetos arriba mencionados. Simplemente verlos y sentirse cómodo a distancia es una buena base para que tu cachorro genere asociaciones generales agradables y positivas respecto del estímulo en cuestión.

¡Fíjate en el lenguaje corporal de tu cachorro!

Tu cachorro debe permanecer contento, interesado y alegre o en un estado emocional neutro, es decir, no impresionado y relajado.

Los perros “hablan” con el cuerpo. ¡Observa a tu cachorro! Asegúrate que su cuerpo se mantenga relajado, que sus orejas estén en una posición indicando interés (variando según su anotomía, erguidas, semi-caídas o caídas), que su cola esté relajada o moviéndose suavemente (también dependerá de su anatomía, p.ej. un Shiba Inu la tendrá enrollada sobre la grupa, un Pastor Alemán la tendrá semi-caída, un Terrier probablemente más horizontal).

Para más información sobre el lenguaje corporal de tu perro, mira los videos en la página web www.leychilemascotas.org.

 

Observa a tu cachorro y reconoce las señales que mostrará si se llegara a asustar levemente: podría bostezar, desviar la mirada, dejar caer la cola, sentarse y rascarse, fruncir el ceño, retirarse, etc. Si sucede esto, por favor, aleja a tu cachorro de la situación y dale un tiempo para recuperarse distrayéndolo con un juguete que le guste mucho u otra actividad que conoce y disfruta. El objetivo es que vuelva a relajarse e interesarse en conocer situaciones nuevas, esta vez desde más lejos y sin obligarlo jamás.

 

Manos a la obra: ¡Socialización en casa, en la terraza o en el jardín!

 

La mascarilla

Prepara a tu perro a conocer personas que llevarán una máscara protectora. Se tú el primero quien le enseñará que la máscara no es motivo de asustarse.

Ponte la mascarilla y habla con tu cachorro, juega con él o acarícialo. ¡Deja que tu cachorro se acerque a ti, no lo obligues ni lo persigas si no está seguro de que eres tú el desconocido detrás de la máscara!

 

Ruidos

Puedes usar todos los utensilios de tu cocina, sean de metal, madera o plástico para producir diferentes sonidos a una razonable distancia de tu cachorro. Luego, observa si tu cachorro quiere acercarse a ti a pesar de los ruidos. Puedes fomentar su indiferencia a estos sonidos con algo de comida en el piso o, si algún familiar te puede ayudar, tratar que alguien juegue con el cachorro mientras escucha los ruidos diversos. ¡Se creativo! Por ejemplo, construye un pasillo de tapas de olla de metal que se van moviendo y sonando mientras tu cachorro pase por entre medio de ellas recogiendo unos ricos premios del piso...

Para todo tipo de sonidos que podrían asustar a tu cachorro, puedes recorrer a Youtube.com. Si buscas “dog desensitizing sounds” encontrarás muchos sonidos que podrás reproducir inicialmente a volumen muy bajo y, si tu cachorro permanece relajado, con volumen cada vez más fuerte.

 

Aparatos domésticos con sonido

Usa las máquinas domésticas como secador de pelo, aspiradora, juguera, etc. que podrían asustar al cachorro, a distancia. Esto significa que la distancia debe ser tan grande que tu cachorro NO reaccione a su sonido o aparición. De a poco, puedes reducir la distancia o -mejor- permitir que tu cachorro decida acercarse con interés al objeto para explorarlo. No prendas una máquina cuando el perrito esté muy cerca. Si quieres usar comida para generar buenas asociaciones con la máquina, entrégala de la siguiente forma: Ponte al lado de la máquina, cuando tu cachorro se acerque a un metro, tira comida detrás de tu perrito. Cuando vuelva y te mire (o mire a la máquina) felicítalo y tírale otro premio detrás de él. Espera que se acerque nuevamente, tira los premios lejos y repites.

De esta forma, te aseguras de que tu perro se acerque voluntariamente y aprende a retirarse del objeto (eventualmente) “peligroso”, es decir, no lo obligas con comida por acercarse. Una vez que está cómodo y con cuerpo relajado al lado de la máquina, obviamente puedes hacer que toque el objeto o que coma al lado de la máquina.

En un segundo paso, nuevamente a distancia, puedes empezar a mover el aparato respectivo, por ejemplo, la aspiradora o el secador. ¡Un objeto ruidoso que se mueve no es lo mismo que el objeto estático! Si temes que tu perro “ataque” el objeto, ponle una correa o coloca una barrera entre el perro y el objeto, con el fin de impedir que se acerque demasiado.

 

Superficies y equilibrio corporal

Las diferentes superficies mejoran la conciencia del cachorro en sus cuatro patas. Los perros nacen torpes y tiene que aprender a coordinar sus piernas. Podemos ayudarles a mejorar su propiocepción con ejercicios que estimulan su equilibrio y la sensación de diferentes estructuras al pisarlas. Esto es muy beneficioso para ellos.

Usa todo lo que tengas en casa: alfombras, pisos de goma del auto (tienen 2 lados con estructuras diferentes), pisos de ducha, planchas de goma eva, folios de plástico o de burbujas (empaque), planchas de madera, palos de escoba, etc. ¡No hay límite para tu creatividad!

Con todos estos objetos puedes crear circuitos de obstáculos. Si esparces una porción de comida entre los objetos, y lo animas a atreverse a investigar, explorar y trepar sobre estos objetos, pronto tendrás un cachorro muy valiente. Estos ejercicios fomentan también una mejor tolerancia a la frustración y el vínculo contigo, en términos generales, dado que tu cachorro aprende a resolver problemas por si solo y, en caso dado, solicitar tu ayuda.  ¡Supervisa las actividades para evita accidentes del cachorro por caídas o por pisar mal!

 

Entrenamiento de habilidades básicas: venir, sentarse, quedarse echado tranquilamente

Estas habilidades te ayudarán a manejar a tu perro en una gran cantidad de situaciones problemáticas. A modo personal, encuentro que un perro que viene cuando lo llamo y se sienta o echa cuando se lo pido (y permanece allí) ¡es un perro bien educado!

Puedes encontrar las descripciones de cómo enseñarle a tu cachorro estas conductas en el Manual de Entrenamiento Canino de la IAABC.

Empieza a enseñarle en una habitación, luego practica en las demás habitaciones de tu departamento o casa, después en el patio de tu casa o pasillo del edificio, luego en el ascensor. Se generoso con felicitaciones y premios. Todo inicio cuesta. Cuando tu perro puede venir o sentarse a comando en un lugar con pocos estímulos distractores, lo podrá lograr de a poco con cada vez más distracción en el entorno. Por eso, la situación actual de cuarentena favorece su aprendizaje. ¡Aprovéchalo! Estoy segura de que en una semana podrá responderá a tus señales también durante el paseo.

 

Manos a la obra: ¡Socialización durante el paseo!

 

He recibido correos y mensajes de dueños de cachorros que están muy preocupados porque ahora no es posible que los perros jueguen con otros perros y saluden a personas extrañas. Tienen miedo de que sus cachorros “desaprendan” o pierdan la memoria de sus interacciones sociales previas.

Quédate tranquilo, ¡esto no va a pasar!

Sin embargo, podemos apoyarle a conservar lo aprendido y a mantener buenas asociaciones con personas y perros extraños. Para ello, usaremos todas las situaciones en las que tu perrito vea una persona o un perro a distancia para asociarlos con una sensación agradable. Este proceso de asociación se llama condicionamiento clásico. Estar en cuarentena no significa vivir en una burbuja. Y podemos guardar las medidas de seguridad vigentes.

 

¡Así se hace!

Antes de salir de paseo (con permiso obtenido en comisariavirtual.cl) preparas comida rica o el juguete mordedor favorito de tu perro y lo metes en tu bolso o banano (que sea fácil de sacar para entregárselo a tu perro).

Cada vez que tu perro ve a una persona/perro, le entregas comida rica directamente a la boca o permites que muerda su juguete. Tu perro aprenderá que los extraños (perros o personas) predicen una lluvia de hamburguesas.

 

Aprovecha los aspectos positivos de la cuarentena:

 

·      Distanciamiento social - tu cachorro puede conocer a personas y perros desde lejos.

¿Sabías que los perros pueden aprender muchos “malos” comportamientos durante el paseo?


¡Actualmente nadie se acercará lo suficientemente a tu “metro cuadrado” para incentivar el saludo no deseado! Tú tienes una súper oportunidad para practicar y reforzar conductas adecuadas al ver a otra persona: sentarse y comerse un premio rico mientras va pasando de largo. Si quieres avanzar, en una segunda fase, puedes pedirle a la persona que te diga la hora. Así se generará una interacción más prolongada, pero todavía corta. Así practicarás que tu perro salude a extraños en forma adecuada.

 

¡Actualmente nadie querrá tocar a tu perro! Muchos cachorros en Chile sufren porque personas desconocidas invaden su espacio y los tocan sin su consentimiento. Esto es un tema cultural. Ahora, tu cachorro tiene la posibilidad de aprender que las demás personas en la calle son agradables, dado que prometen buenos premios que tú les entregarás.

 

·      Pasear en el radio limitado de 2 cuadras de tu domicilio hará que tu cachorro se sienta cómodo por donde pasará todos los días, también en el futuro.

 
Tu cachorro conocerá muy bien a todos los lugares por los que circularán todos los días, también en el futuro. Podrás crear buenas asociaciones con todos los perros de patio que están detrás de las rejas, con las tiendas o las motos de delivery de tu barrio. Dado que ahora hay muy pocas personas en la calle y circulan pocos vehículos será más fácil que tu cachorro asocie cosas buenas con estos olores, lugares, perros, motos, etc.

 

·      Paseo de 30 minutos son suficientes para un cachorro joven.


Los paseos demasiado largos pueden desbordar al cachorro con estímulos, sin darnos cuenta. El resultado puede ser la ansiedad excesiva y futura reactividad a perros, autos, ruidos, etc.  

¡30 minutos están bien!


Si tienes dudas, pide ayuda a un entrenador canino acreditado (IAABC – ECA), consultor certificado de conducta canina (CDBC) u otro profesional capacitado y actualizado en modificación conductual.

 

31-03-2020

Uli Grodeke

CDBC Consultora Certificada de Conducta Canina

IAABC-ECA Entrenadora Canina Acreditada

Instructora de Deportes Canino - THS

Animal Trainer Certificada

 

 

Fuentes:

(1)      After You Get Your Puppy (Dunbar; 2001)

(2)      Periods of Early Development and the Effects of Stimulation and Social Experiences in the Canine (Battaglia; 2009)

(3)      Genetics and the Social Behavior of Dogs (Scott & Fuller; 1965)

(4)      Overview and Critique of Stages and Periods in Canine Development (Fox; 1971)