Descarga
AAweb-BAÑO-CACHORRO.pdf
Documento Adobe Acrobat 170.3 KB

Tema de cachorros:

¡USAR EL BAÑO SIN ACCIDENTES!

 

Los perros son animales limpios por naturaleza

·       De adultos, si tienen la opción, los perros prefieren ir al baño lejos del lugar de donde duermen y comen.

·  Rápidamente desarrollan rutinas para eliminar y preferencias por el mismo lugar y la misma superficie guiándose usualmente por la textura del sustrato y el olor de previas eliminaciones.

·       Los cachorros recién nacidos hacen sus necesidades en el nido, y es su madre quien los limpia y se come los deshechos. A medida que los cachorros maduran, naturalmente empiezan a eliminar cada vez más lejos de su “nido”, en nuestro caso, de su cama. Este comportamiento se observa ya desde las 4 semanas de edad.

·       Cuando pequeños, tienen poco control de esfínter y, por lo general, no pueden esperar muchas horas entre cada ida al baño, por lo que los accidentes y errores son esperables. Recién cerca de los 7 meses logran un control de esfínter completo.

·       Tanto el pipí como la caca de nuestros perros son una manera de comunicación muy importante para ellos. ¡Son como su propio sistema de redes sociales! Los usan como mensajes a otros perros que puedan pasar por el mismo lugar. El olor de orina anteriormente depositada los estimula a volver a hacer allí también más adelante.

 

Así enseñas a tu cachorro: 3 reglas de oro

 

1.    Anticípate. Los cachorros siempre sentirán ganas de ir al baño después de despertar, después de comer o tomar agua. ¡Míralo y aprende sus rutinas! Los cachorros también expresarán sus ganas de hacer pipí o caca, olisqueando el suelo o corriendo en círculos. Cuando veas esto, llévalo al lugar que elegiste como su baño y espera 3 minutos a que haga sus necesidades.

2.   Págale por sus eliminaciones. Premia a tu cachorro por eliminar en su baño o en el exterior. Felicítalo en el momento correcto, es decir, en el instante en que se disponga a eliminar, con un tono de voz alegre y entusiasta. Luego, apenas haya terminado, entrégale unos premios muy ricos. Cuando tu cachorro entienda que hacer sus necesidades en ese lugar lo lleva a ganarse premios deliciosos, juegos y felicitaciones, puedes estar seguro de que no querrá desperdiciará sus eliminaciones en otros lugares.

1.    Previene los accidentes. Supervisa a tu cachorro cuando esté en casa. Si no puedes supervisarlo o estará muchas horas solo, déjalo en un lugar donde no se pueda equivocar. Puedes cubrir todo el espacio de su salita de juego.

 

Pero, ¿qué hago si mi perro hace en el lugar incorrecto?

·      Interrumpe MIENTRAS ocurre. Si pillas a tu perro en el instante, llámalo o tómalo en brazos (no seas duro con él o tendrá miedo de eliminar en tu presencia) y llévalo rápidamente a su área de eliminación. Felicítalo cuando termine en ese lugar (aunque sea por una sola gota de pipí).

·     ¡Nunca lo castigues! Si encuentras un pipí o una caca en la casa, ya es muy tarde. Cualquier castigo atrasado (¡3 segundos!) es contraproducente, ya que el perro no podrá relacionarlo con el hecho. La única consecuencia del castigo en este minuto es que tu cachorro perderá la confianza en ti y hará sus necesidades a escondidas en el futuro - ¡en lugares muy equivocados!

·     Limpia muy bien. El olor de orina y fecas anteriores le indica a tu cachorro dónde hacer sus necesidades en el futuro. Usa un limpiador enzimático para asegurarte de eliminar esta información.

·    Aprende de los errores. Luego de cada accidente analiza cómo se te pudo haber escapado tu cachorro de vista y busca una solución: ¿Estaba sin supervisión? ¿Había un pipí sin limpiar? ¿Estabas distraído y no te anticipaste?
En la versión descargable encontrarás una hoja de registro que te ayudará a encontrar el patrón de los errores. ¡Te será útil!


¿Por qué mi perro no hace sus necesidades durante el paseo, y espera hasta volver a casa?

Muchas veces, a nuestros cachorros les cuesta alejarse de sus (nuevos) hogares por inseguridad. El mundo exterior con todos sus olores, colores, ruidos y texturas les resulta abrumador, por lo que no son capaces de relajarse lo suficiente para eliminar durante la salida a la calle. ¡Es difícil orinar en una situación estresante! Hacen lo mejor para aguantarse hasta llegar de vuelta a la casa. Allí se alivian, en todo el sentido.
Si tienes un perro así, apoyemos que se sienta cada día más cómodo y con confianza durante el paseo. Mientras tanto, tenle un baño interior para llevarlo directamente a ese lugar cuando vuelvan a la casa.

 

 

Si no obtienes los resultados deseados, dirígete a tu entrenador o consultor de conducta canina.

 

 

 

Revisa la publicación
¡FELICIDADES, TENDRÁS UN CACHORRO PRONTO! 5 consejos que te prepararán para esta aventura
y los demás recursos gratuitos en nuestra página
www.citydogs.cl